HACER MÁS SEGUROS LOS DESPLAZAMIENTOS CICLISTAS

La segunda línea de acción de EDERBIDEA es mejorar la seguridad de los desplazamientos en bicicleta, continuando con el acondicionamiento de las vías ciclistas (bidegorris, etc.) en el triángulo transfronterizo formado por las ciudades de Bayona en Francia, San Sebastián y Pamplona.

A pesar de que existen ya en cada uno de los tres territorios vías ciclistas, EDERBIDEA, continuando con el anterior proyecto CIRCULDOUCE, propone conectarlas para desarrollar una red de movilidad sostenible unida con las rutas europeas.

En conjunto, se dispondrá de 240 kilómetros acondicionados para uso ciclista que permitirán avanzar en la unión de Bayona, San Sebastián y Pamplona. Con EDERBIDEA, alrededor de 90 kilómetros se adecuarán para el transporte en bicicleta.

En Navarra, EDERBIDEA permitirá llevar a cabo dos secciones: la unión entre las vías verdes del Bidasoa y del Plazaola, que suponen aproximadamente 42,4 kilómetros, y la conexión entre la antigua vía férrea del Plazaola con Pamplona, es decir, alrededor de 25 kilómetros entre Dos Hermanas, Irurtzun y Pamplona. Esta última sección se adecuará en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura. Este trazado dará continuidad a la ruta EuroVelo 1 en territorio navarro.

Respecto al Departamento de Pirineos Atlánticos, se continuarán las obras de acondicionamiento y aseguramiento de la ruta EuroVelo 1-Vélodyssée en los municipios de Biarritz (6 kilómetros), Bidart (6 kilómetros, aproximadamente), San Juan de Luz y Hendaya. En total, alrededor de 14 nuevos kilómetros que se añadirán a la ruta ciclista del Atlántico.

Por su parte, en Gipuzkoa un tramo de vía ciclista y peatonal conectará el Hospital del Bidasoa y el barrio de Amute (Hondarribia), como parte del eje ciclista-peatonal que unirá Errenteria con Irun.